Los Simpsons, auge y caída de un imperio animado.

Sean o no fanáticos, nadie puede negar que los Simpsons se han convertido en una familia amada por casi todos a lo largo de su trayectoria. Conquistaron la televisión, y no se achicaron a la hora de querer expandirse hacia otros rubros. Pero si bien son un ícono de la cultura moderna, no todo lo que tocaron se hizo oro. 
Vamos a hacer un breve repaso por su historia, videojuegos, y algunos contenidos.


Si sos por casualidad una de esas personas que no mira Los Simpsons, primero que nada no entiendo cómo llegaste acá, y segundo te compadezco por probablemente no entender un 60% de las cosas que la gente dice. Ahora, si sos de los míos, hablar de esto es una práctica recurrente que repetimos con gusto asi que vamos a por ello. 

Simpsons Arcade [1991]Pasados algunos años de su estreno televisivo, allá por el ’91 sacaron el primer juego basado en la serie con el título bastante obvio de “The Simpsons Arcade Game“, del que la mayoría tenemos muchos recuerdos de la infancia (y de hace 3 meses por lo menos). El juego ponía en acción a la familia protagonista en distintos escenarios de la ciudad de Springfield con la misión de rescatar a Maggie que había sido secuestrada por Smithers -que todavía era negro- a causa de un diamante que quedó con la bebé.
Podía ser jugado de 1 a 4 jugadores y se podía elegir cualquiera de los miembros restantes, cada uno con un objeto o ataque particular. Bart tenía su patineta, Lisa una soga de saltar (como buena música no arriesgaba la salud de su saxofón), Marge usaba la aspiradora, y Homero sólamente usaba sus puños pero con la ventaja de dar golpes más efectivos. También se puede interactuar con ciertos elementos del fondo y levantar cosas para subir la salud o para arrojar. Las pantallas recorrían lugares como la calle, el zoológico, el cementerio, el casino, y la planta nuclear entre otros. Los enemigos son un montón de hombres aleatorios clonados que se van apareciendo a medida que uno avanza por el escenario, y al final de cada nivel hay un enemigo que hay que derrotar.
La trama del juego es más bien algo aparte a la serie aunque tenga ciertos objetos y personajes que hacen alusión a algún capítulo particular como ser que el primer enemigo es un luchador profesional que aparece de relleno en peleas que mira Homero por tv, pero no llega a ser un personaje relevante para ninguna de las 2 historias.
En general, es un juego que se disfruta mucho; se mantiene simple en cuanto a acciones sin que deje de ser un desafío derrotar a tantos enemigos y logra mantenerse entretenido con el pasar de los años. Personalmente todavía me encuentro cada tanto abriendo el emulador para jugar con Marge y tratando de superar mi velocidad para el mini-desafío de inflar los globos.  

Mientras tanto, en la serie por esta gloriosa época los capítulos fueron tomando color y los personajes se fueron definiendo un poco más a sus formas más características. En las primeras temporadas encontramos actitudes e incluso diseños que sutilmente se fueron modificando para exagerar ciertos aspectos o relaciones. Flanders era más competitivo, Smithers era negro, Gorgory era morocho, Lisa era mucho más poética y dramática, y Homero era -sutilmente- más responsable.
Grandes capítulos de este año contaron con la aparición del hermano de Homero, Herb Powell; el imitador de Michael Jackson; el pony de Lisa; y Aerosmith como parte del excelente capítulo de “Llamarada Moe“. 

Durante la década siguiente entre 1991 y 2001, Los Simpsons estuvieron básicamente sacando uno o dos juegos por año. Lamentablemente la calidad de estos videojuegos no se corresponde con el ascenso que tuvo la calidad del programa hasta su 10ma/11va temporada, siendo mi favorita personal la 8va. temporada. (La defiendo a muerte por tener cosas como el coyote cósmico, Hank Scorpio, la parodia de los Expedientes X, divorcio de los padres de Milhouse, huracán Neddy, o sea, DALE)
En general la fórmula de los videojuegos varió poco y nada entre cada lanzamiento. Casi todos ponen a Bart como protagonista ante alguna sucesión de eventos aleatorios con controles pobres. Seguramente recuerden el famoso “Bart Vs. Space Mutants” de 1991 en el que había que derrotar a unos invasores espaciales encubiertos y a su vez pintar de rojo algunos objetos de los escenarios que aparecían de color fucsia. Seguramente también recuerden la frustración que llegaba a cierto punto por algunos saltos imposibles y objetivos innecesariamente complicados.
Esta fórmula se repitió con distintos intentos de trama en otros juegos como “Bart’s House Of Weirdness“, “Bart Simpson’s Escape From Camp Deadly“, “Bart Vs. The World“, “Bart Vs. The Juggernauts“, “Bart’s Nightmare“, “Bart Meets Radioactive Man“,… original, ¿no?
Posiblemente el más rescatable de esta seguidilla sea “Virtual Bart” de 1994 para Nintendo y Sega Genesis. La historia nos lleva a distintas realidades alternativas y misiones con la simple excusa de que Bart prueba un simulador virtual parecido a una ruleta en una feria de ciencias. Los distintos “mini-juegos” que se presentan son: Virtual Bart [1994]
– Ser un cerdito que tiene que escapar de la fábrica de ‘Krusty Burgers
– Ser un dinosaurio que se enfrenta a otros dinosaurios y cavernícolas que se asemejan a distintos personajes.
– Ser un bebé que se escapa de la habitación balanceándose entre ramas para perseguir un camión de helados.
– Ser un motoquero que tiene que esquivar los ataques de Jimbo y Kearney y contraatacar con algunas patadas. Es básicamente muy similar al Road Rash (juegazo de Sega).
– Deslizarse por un tobogán acuático evitando chocar a otros nenes y eligiendo el túnel correcto de cada bifurcación.
– Tirando tomates con una honda a los chicos que pasan por la entrada de la escuela el día de foto, evitando obviamente al director Skinner, excepto cuando convenientemente se agacha.
No es realmente un juego del que haya mucho que destacar pero es por lo menos entretenido para pasar el rato. Algunas pantallas son más fáciles que otras debido nuevamente al problema de los controles y algunas exigencias un poco forzadas. Personalmente siempre preferí la pantalla de los tomates porque era la más fácil de controlar y era un lindo premio de consuelo cuando se es malo jugando como yo.
Aparte de estos juegos también hubo algunos otros que protagonizaban otros personajes como Tommy y Daly en “Itchy and Scratchy In Miniature Golf Madness“, o a una parte más completa del elenco en cosas interactivas como “The Simpsons: Cartoon Studio“. Igualmente aunque las críticas mejoraran con estos últimos a comparación de los anteriores, ninguno realmente se destacó como un juego particularmente bueno. 

Mientras tanto la serie llegaba a su punto máximo como dije anteriormente con la 8va. temporada y levemente comenzó a decaer. Suele ser bastante polémico discutir en qué momento preciso se traza la línea de lo que consideramos “bueno” y “malo”. Hay muchos extremistas que más allá de la 10ma. temporada no reconocen nada como digno lo cual me parece un tanto estricto, y están los otros que por amor al programa continúan viendo sus estrenos de la 25ta temporada lo cual me parece un asco. Por mi parte, mantengo una posición más neutral al respecto.
Considero que los capítulos entre las temporadas 6-8 son la mejor época incuestionable del programa. Tienen la cantidad justa y perfecta de todo. Sin embargo, no descarto lo que vino después sólo porque no pudo superarse. Aunque ya no son capítulos enteros de genialidad, mantienen igualmente una línea decente de contenidos/frases/escenas/alusiones hasta más o menos la 15ta. temporada donde se reduce notoriamente.
Lamentablemente no hubo un retorno a la cima por parte del programa y la gran mayoría de los fanáticos sufrimos de ver en lo que se ha convertido hoy día. La película fue un intento bastante pobre de redimirse y no cubrió el vacío que se venía generando hace años con respecto a la calidad. 
Irónicamente, cuando la serie iba cuesta abajo, los juegos fueron mejorando levemente hasta pegar el gran salto a uno de los mejores juegos de PS2 que vi y que está basado en un programa de Tv. 

Hit And Run [2003]Hit & Run” del 2003 es lejos el mejor juego de Los Simpsons hasta ahora. 
Tiene una modalidad de juego muy similar a la del Grand Theft Auto, y se puede recorrer por todo Springfield caminando, corriendo, o usando algunos vehículos.
Los personajes tienen una misión particular que se va desarrollando a lo largo del juego y se van sucediendo uno por vez a medida que avanza la historia. Se puede jugar con Homero, Marge, Bart, Lisa y Apu. 
Cada uno tiene su parte en la misión de combatir a los aliens que liberaron una nueva versión de la gaseosa Buzz Cola en el agua que vuelve loca a la gente para asegurar una masacre que aumente el rating de un reality show espacial sobre los humanos. 
Lo más destacable de este juego aparte de tener diálogos chistosos del elenco original para cada personaje mientras vas jugando, es el nivel de detalle a mínimas referencias de la serie en toda su historia. Desde escenarios de capítulos viejos como el “Campamento Krusty” a rellenos de fondo de la ciudad como la escalera a la nada del capítulo del monoriel. Tiene todo, lo cual potencia muchísimo el disfrute de los que sabemos reconocer esos pequeños detalles que nos hacen el día. Por otra parte también mantiene un mejor manejo que los anteriores juegos y el hecho de ser parecido al GTA y tener esa suerte de “libre albedrío” lo hace también más entretenido para los que no están tan enganchados, ya que pueden recorrer la ciudad entera destrozando autos, gente y teniendo persecusiones con la policía para saciar al pequeño sádico que llevamos dentro. (De ahí el título ‘Hit & Run‘, o sea, ‘ataca y corre‘)

Luego de éste hubo otros lanzamientos posteriores de juegos que no tuve la suerte de conocer al ser casi todos para iPhone/Android, pero no mantienen mucha novedad al ser aplicaciones sencillas para celular. Al cabo que ni quería.
Así es que hemos llegado a estos tiempos de actualidad y tecnología en los que es preferible no pensar mucho para no quedarnos con un sabor amargo de ver a nuestra familia favorita devorada por las viralizaciones de moda y estereotipos modernos (Lisa es una adolescente histérica, Homero es simplemente retrasado, las apariciones de famosos se hicieron aburridas y demasiado sosas, etc.). Probablemente no sea culpa del programa que ahora apeste, sino que a su forma, siempre fue una sátira de la vida real y los comportamientos humanos y su horrendo resultado actual no es más que un reflejo de lo ridículos que somos ahora…Peeero igual no te lo miro ni ahí. 
Personalmente ya hice mi duelo hace años y hoy día puedo ignorar cualquier capítulo nuevo sin indignación. Nada podrá borrar la larga trayectoria de excelente comedia que nos dieron por tanto tiempo, ni las largas horas que habremos pasado corriendo en los fichines para enganchar la consola vacía y poder jugar, o mirar mal al nene que esté y desear que su mamá no le haya dejado muchas fichitas. 
Sea con las críticas que sea, esta enorme franquicia de Los Simpsons merece respeto y un sincero agradecimiento. 

Eso fue todo por hoy, quédense en sintonía para próximas notas
(seguramente referidas también a Los Simpsons)
¡Agur! 

Anuncios

6 comentarios en “Los Simpsons, auge y caída de un imperio animado.

  1. Tengo un recuerdo con el juego arcade de los Simpson. Aquella vez en escuela primaria, al salir solíamos pasar por las arcades antes de retornar a casa, era mejor si lo hacíamos entre amigos y compañeros, ‘’a ver si esta la pasamos.’’ El arcade de Simpson era difícil o al menos eso nos parecía, así que con el poco tiempo y dinero que disponíamos, alrededor de aquella maquina una pequeña cola para ver a quien le tocaba, salíamos en grupos de peques gritando; ~se muere~ ~se muere~ hasta gastar al último de nuestros centavos.
    Viejos, peques, recuerdos.

    Me gusta

  2. ¡Me encantó la nota! He leído otras notas sobre el mismo tema y ninguna tomaba en cuenta el nivel de calidad de la serie en el momento en el que salían los juegos, y eso me gustó mucho en esta nota 🙂
    En lo único en lo que disiento es en la película, yo creo que es muy buena y reanimó el interés por la serie. En el resto coincido totalmente.

    Me gusta

    • La película es buena, no lo voy a negar. Tiene algunas escenas que me gustaron mucho como Homero a punto de besarse con el cerdo, por ejemplo 😛
      Igualmente lo puse como pobre porque en comparación a lo que podría haber sido se quedaron bastante cortos…no se siente que fuera mucho más que un capítulo largo, pero sí logra tener una historia entretenida.
      Aunque tal vez llegó un poco tarde, igual me hizo gritar como colegiala su estreno (tal vez porque era colegiala…)

      ¡Gracias por el comentario!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s