Recomendaciones de Cine terrorífico: El Abominable Dr. Phibes

The Abominable Dr. Phibes  Una cirugía con malos resultados, 9 responsables por una muerte, 9 sentenciados a morir por la mano de un vengativo esposo.

Si vamos a hablar de cine de terror no puede faltar el nombre del mítico Vincent Price. Habiendo hecho una cantidad notable de películas, en esta oportunidad me voy a referir particularmente a la que les indica el título “El Abominable Dr. Phibes” de 1971. 

La historia nos ubica en 1925, donde una serie de extraños asesinatos ocurren involucrando distintas personas de la profesión médica y elementos de índole bíblica. El encargado de resolver el caso es el detective Trout, que junto al cuerpo policial y la ayuda de uno de los doctores en riesgo debe develar el misterio de quién se encuentra detrás de estos homicidios tan precisamente ejecutados.
Los increíbles asesinatos se llevan a cabo a lo largo de 14 días, y sin ninguna especie de pista sobre el responsable, es gracias a un desliz que pueden descubrir la conexión de que todos estos crímenes contienen referencias al Antiguo Testamento y las maldiciones hebreas puestas sobre los faraones, tradicionalmente conocidas como las 10 plagas de Egipto.
¿Y cuál es la relación entre todos estos doctores que parecieran ser elegidos al azar? El único momento en el que estas personas estuvieron todas reunidas fue 4 años antes en una operación para la paciente Victoria Phibes, que muere en la intervención. Sin hijos o familia que pudiera estar resentida, todas las señales apuntan a su esposo Anton Phibes, un destacado organista, teólogo y científico que podría estar buscando venganza por su difunta amada. El pequeño inconveniente, es que Phibes murió en un accidente al enterarse de la cirugía y junto a su esposa están sepultados en Londres.

Si son de la nueva generación que como mucho conoce a Vincent Price por ser el creador del ‘joven manos de tijera’, esta es una buena película para hacer la transición al cine clásico de épocas pasadas.
No son historias para buscarle la falla al detalle en los efectos sino para mirarlo desde un lado más optimista y reconocer la crudeza de ciertos aspectos teniendo en cuenta el año en que fue realizada. Sin más ni menos, algunas de éstas escenas son el manual del cual se guiaron para hacer cosas como “El juego del miedo”.
Cada asesinato tiene un gran contenido gráfico y trata de provocar la impresión del espectador con tomas cercanas y primeros planos de los cadáveres deformados. Así sea con recursos más pobres que los que podemos encontrar hoy día, igualmente no desilusiona al niño morboso que llevamos dentro.

Algo que también es notable es el trabajo de maquillaje para la historia ya que -como verán en el póster más arriba- no es que se trate simplemente de un señor con un peluquín feo, sino que la propia cara de Vincent está maquillada para ser en sí una máscara sobre el verdadero rostro del personaje. Y si bien las tonalidades de la sangre y algunas otras yerbas físicas no sean lo mejor logrado, hay que reconocer que lo que representan no es tampoco algo común y simple de lograr.
Y ya que no me quiero quejar del maquillaje, me voy a quejar de las actuaciones.
Como música, me duele enormemente ver el nulo esfuerzo por parte de los actores a la hora de interpretar a alguien tocando un instrumento musical. Admito que algunas cosas las tuve que ver 2 veces porque me distraía mucho lo mal que fingían cosas básicas como el simple movimiento de brazos para tocar el órgano que no iba en ningún momento a tempo con lo que se escucha. ¿Y el violín? Oh dioses, no me hagan hablar del violín…
Personalmente me parece que material de músicos sobra en cualquier época como para no haberse tomado una media horita de estudio y tener una mejor noción de lo que se debe hacer. Se aplica a cualquier actividad claramente, pero digamos que con la música me tocan un nervio sensible.

En líneas generales es una película que para los detallistas va a estar plagada de errores, pero no deja de ser entretenida.
Tiene una trama interesante, al amo del terror, chicas lindas(?), y varios remates cómicos a lo largo de la película que logran un equilibrio más ameno para los ansiosos que no soportan escenas largas sin diálogo.
Si les interesa el género, es un clásico que no puede faltar en la listita de vistos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s