Cómic Review: Golden Age

Después de años de estigma y de infantilización, los lectores de comics muchas veces nos vemos puestos en el lugar de ir por senderos oscuros, lúgubres, “adultos”… Éste no es uno de esos comics.

Nos vemos arrastrados en historias crudas y tristes, sólo para reivindicar al medio como serio y maduro. Ésta no es una de esas historias.

A veces, algunas pocas muchas veces, todo lo que necesitamos en una caricia al corazón y el recuerdo de un tiempo y un lugar mejor, donde, a veces, unas pocas muchas veces, fuimos más felices.

Ésta sí es una de esas historias.

Golden Age

Cuando crecía y el mundo no era lo que yo necesitaba o podía tolerar, encontraba mi lugar en pequeños universos ficcionales. Universos en los que vivía incontables aventuras, y me convertía en la protagonista y heroína de múltiples hazañas; donde simplemente todo eso que dolía ya no existía más.

En 16 páginas Rob Harrington, Giulie Speziani y Cecilia Latella, me inyectaron como una abrazo directo al alma esas tardes después de la escuela jugando a ser Robin, o Gatúbela, con sábanas en la espalda y mangueras atadas al brazo para disparar corrientes de fuego acuático mágico. Se sintió como abrir un baúl viejo, olvidado abajo de alguna cama, lleno de fotos y memorias que se te habían borrado. Se sintió como estar en casa.

Como dije antes, son nada, 16 páginas, simples, directas, una historia para cualquier edad y tiempo. Para cualquier momento, para cualquier día. Aparece sin pedirte nada y cuando se va te deja un bowl lleno de amor con tu nombre, así medio de sopetón.

Te la regalo a vos, se la regalo a tu mamá, a tu abuela que vino de Italia, a tu hija, a tu hermanita, a tu sobrina. Se la regalo a cualquiera que tenga 5 minutos de su tiempo para regalarle a la historia. Así de simple .

Descarga ComiXology

Anuncios

2 comentarios en “Cómic Review: Golden Age

  1. Me pica la curiosidad de que hay algo cálido en este comic, bueno lo digo porque no lo conozco y mientras escribo me las arreglaré de tal forma de leerlo.
    ‘’…me inyectaron como una abrazo directo al alma esas tardes después de la escuela jugando a ser Robin, o Gatúbela, con sábanas en la espalda y mangueras atadas al brazo para disparar corrientes de fuego acuático mágic…’’
    Ja , yo por mi parte tenía una subida admiración por Megaman X (aunque no es un comic) concretamente por Zero. Y con una escoba ensayaba los movimientos de sus sablazos, se me arruga las comisuras al hablar de esto, pero sonrió un poco también.
    Saludos y buena reseña.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s