Comic Review: Last Days of an Inmortal

Archaia-Property-Banners-Last-Days-of-an-Immortal

Cuando vivas para siempre, ¿para qué vas a vivir?

Last Days of an Immortal

por Fabien Vehlmann y Gwen de Bonneval

El héroe de la historia, Elijah, es un agente de la “Policía Filosófica”. Mientras que el título de la historia enfatiza su inmortalidad, éste es un simple hecho en su existencia, y no la fuente de su singularidad. Todo el mundo en el futuro tiene un banco de ecos para asegurar su existencia continuada; su particularidad recide en su habilidad de mediación entre especies exóticas.

La historia es una ópera espacial y ciencia ficción filosófica, al mismo tiempo. Por un lado, hay un bestiario de alienígenas que puede rivalizar con Star Wars, y por otro lado, el entorno, es un futuro utópico en el que se perpetúan los derechos de los ciudadanos después de la muerte clínica a través de la transferencia de la conciencia en “ecos” (son clones, pero los franceses se pusieron místicos). La vida, desprovista de su mortalidad, sólo se convierte en un hecho jurídico, y, de hecho, un personaje en particular, negocia la liquidación de su patrimonio después de su muerte legal.

Éstos ecos no sólo dan la inmortalidad a una persona, sino que también proporcionan la multiplicidad del ser; uno es capaz de tener varios ecos vivos a la vez. Esto muy útil para un investigador y negociador como nuestro protagonista, quién lo usa más que la mayoría, ya que permite a su investigación (y a la narrativa), avanzar en múltiples frentes. Lo malo es que cuando uno se fusiona con un eco, obtiene sus experiencias a expensas de algo de memoria a largo plazo. Elijah es muy antiguo y unido a sus primeros recuerdos, por lo que mantiene sus ecos separados durante tanto tiempo como sea posible y comparten la memoria de la forma “analógica”, chateando.

Screen-Shot-2013-03-24-at-2.54.39-PM

Mientras que el primer arco argumental es una lucha de Elijah con su sentido de sí mismo y de la identidad, el segundo, muestra Elijah en el trabajo como un intermediario entre dos especies exóticas, las Ganedans y el Aleph 345. Él gana una comprensión de los crímenes brutales a raíz de el ciclo de violencia entre las dos especies, e imparte eso a los Ganedans. Al igual que en Star Trek, en el que muchos episodios tienen un arco de meditación o especulativo incrustado en un arco de acción, esta historia más abarcativa que un clásico caso de detectives, es el marco perfecto para la historia más vital que hace una pregunta crucial: cuando la identidad de uno se ha ido, ¿sigue viviendo?

El libro nos da una breve mirada en el dolor y la distancia que existe entre los inmortales. Sus mecanismos de supervivencia se atrofian hasta el punto de que parecen casi indiferentes a la intimidad, pero le dan excesivo valor a las ceremonias para los momentos de cierre en muchos eventos de sus vidas. Es un poco difícil de explicar, pero hay muchos matices en la historia que te mantienen rebotando por días en la cabeza después de leer este cómic. Las ramificaciones de la inmortalidad están excelentemente representadas, a pesar de que son muy sutiles.

Eliah pasa una gran parte de la historia confundido sobre la relación que tuvo con un amigo que eligió terminar su existencia. Ésta carga se desplaza con él mientras media un caso tras otro hasta que parece distraerlo hasta el punto de no retorno. Pero es su elección al final la que lo define. Él toma una decisión tan totalmente ajena a sus compañeros, los seres humanos, pero que verdaderamente encarna la humanidad y todo lo que viene con ella.

El arte es minimalista, sirviendo sólo directrices. Es la historia que realmente hace este trabajo. Encaja perfecto a la trama. La representación visual permite a Vehlmann concentrarse únicamente en el diálogo, construyendo lentamente la escena y la creación de algún suspenso menor,  mientras el lector trata de interpretar las pistas y deducir el final.

Definitivamente, vale la pena leerlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s