Jurassic Park, una saga atemporal

Aprovechando el revuelo que generó el estreno de Jurassic World, hacemos un repaso por la saga que se convirtió en un clásico del cine y la aventura.
¿Cuál es el fin de hacer esto? Nada, pero quería una excusa para mirarlas todas de vuelta.

*Spoiler alert: No voy a ser amable*

Jurassic Park (1993)
Bien, nuestra saga comienza con la primer película obviamente, d’ah.
Dirigida por Steven Spielberg,  Jurassic Park es un merecido clásico del cine en sus cortos 22 años de edad. Tiene todo lo mejor que pudieron ofrecer en todos los ámbitos. La banda sonora es super distintiva, pegadiza, versátil, y por más que te la estén repitiendo cada 10 minutos la transforman de un modo que realmente se mezcla con el contexto y no cansa.
La historia es ciencia pura del modo más divertido y accesible posible, o sea, tenemos paleontólogos como protagonistas y toda la trama se centra en las innovaciones genéticas de un grupo de loquitos que traen dinosaurios a la vida. Paleontología, botánica, genética, ingeniería, etc. son los héroes y villanos de una historia llena de acción, muy lejos de necesitar atletas o militares. Es ciencia badass en toda tu cara.
Siguiendo por esa misma línea, los personajes son bastante particulares. Algo que siempre me llamó la atención de esta película es que ningún personaje está demás. Desde el Dr. Grant hasta el abogado, el rol de cada uno está muy bien definido y todos tienen su momento de ser útiles o relevantes, incluso los que están para ser relleno. Ni hablar de uno de los mejores personajes secundarios el Dr. Ian Malcolm, que sencillamente se roba la atención, los mejores argumentos, la razón, y toda la película.
¿Y qué tal los dinosaurios? Son los mejores de la historia desde entonces. Los muñecos fueron un logro impresionante y la sutileza del CGI asombra hasta el día de hoy por su calidad. Más allá de ser efectos lindos, la dinámica que tiene la película te hace sentir el suspenso una y otra vez. Creo que jamás voy a superar la escena de los velocirraptores en la cocina… O en toda la película. Los amo.
Esta es por lejos la más creíble y mejor armada de todas.

The Lost World – Jurassic Park (1997) 
Como dice el dicho, todo lo que sube tiene que bajar. Spielberg puso tanto sobre la mesa que es imposible para esta secuela poder satisfacer cualquier expectativa.
La trama ya de por sí empieza con un intento de continuación en la vida de Ian Malcolm -que de golpe pasa de tener 3 hijos a una sola hija que tenemos que fumarnos en la película- y las locas aventuras que ocurren en la isla Sorna, una segunda isla de dinosaurios que funciona como una especie de reserva natural. Como no se podían aguantar la ‘hollywoodeada’, ahora tenemos también a su novia Sarah.
Esta vez los científicos rudos son reemplazados por giles que se contradicen a cada rato, hombres armados de In-Gen y nuevas especies de dinosaurios porque ‘fuck it, si pudimos inventar una explicación para la lisina en 5 minutos podemos también meterle fruta a todo’. Lo que más me saca de quicio es la hipocresía constante a la que se ven condenados los personajes con tal de generar nuevas situaciones de acción, cualidad que mantiene particularmente Sarah (pasan minutos entre que dice que no deben interferir ni tocar nada, y después va y le toquetea la jeta al bicho comiendo). Y ojalá eso fuera lo peor…pero no. Gran parte de la película se centra en el comportamiento maternal de los dinosaurios y la relación entre el T-Rex y su cría (la cría más desnutrida y liviana del mundo considerando la facilidad con la que lo levantan y corretean por todos lados), lo que lleva eventualmente a la misma ‘hollywoodeada’ de Depredador: Llevan al dinosaurio a la ciudad. …Agh. Sólo…agh.
Errores de continuidad, personajes vacíos, clichés, dinosaurios menos creíbles y la banda sonora original sonando cada tanto como para que no te olvides que estás viendo la misma historia. Lo bueno es que por lo menos las dirige todas Spielberg, no?…No?

Jurassic Park III (2001)
No. Esta película se puede resumir fácilmente en la frase “el presupuesto de guionistas y director se nos fue en conseguir a Sam Neil“. Ahora la historia –dirigida por Joe Johnston- se centra en esa misma isla Sorna completamente abandonada y una expedición clandestina de rescate para buscar al hijo de una pareja divorciada que cayó accidentalmente mientras sobrevolaba la isla de vacaciones.
¿Científicos? Bien gracias. Tenemos a un engañado Alan Grant que se ve otra vez corriendo de los dinosaurios en una isla que no conoce con gente que no tiene experiencia alguna, excepto su colega Billy que es un gil.
¿Dinosaurios? Malos. Exceso de CGI notable y un repentino bichito nuevo más grande que el T-Rex y más peligroso…Los velocirraptores evolucionaron un montón de golpe y son totalmente secundarios. Lo único que banco en ésta es que le dieron algo de atención a los pterodáctilos, pero esas son fijaciones mías de la infancia y mi eterno deseo de ser la Power Ranger rosa.
La continuidad no es algo en lo que se fijen mucho pero por lo menos intentan tratar de retomar temas viejos y mencionar a los demás personajes como para dar algo de coherencia; eso nos lleva a la actual vida de Alan, en una rutina dedicada totalmente a la paleontología mientras que Ellie siguió otro camino y formó una familia…No era necesario rompernos la ilusión de ese modo.

Jurassic World (2015)
Después de 14 años, la saga continúa con nuevo director y elenco.
Colin Trevorrow nos lleva de vuelta a la isla Nublar de la primer película donde construyeron un nuevo parque jurásico totalmente renovado y en funcionamiento. Tecnología avanzada, gente hasta las bolas y dinosaurios domesticados; super lindo.
Esta vez, los ingenieros genéticos decidieron dar un paso más a sus creaciones y comenzaron a crear sus propios híbridos. Su mayor logro es una nueva especie más grande, más inteligente y más letal…Oh claro, eso no va a traer problemas…
De las secuelas, creo que ésta fue la más entretenida. Le meten acción, intriga, y es la que más aluciones y respeto por la continuidad tuvo con la película original.
Ahora bien, sacando eso de lado, la sensación general que me dio fue que los dinosaurios en realidad estaban de relleno. La atención se centra en las autoridades de In-Gen, las luchas internas, y Vincent D’Onofrio siendo él mismo.
Otra cosa que no puedo dejar pasar es la crítica que la gran mayoría hizo por el atuendo de la protagonista Claire; te puedo creer que haya velocirraptores entrenados pero que una mujer se banque correr por la jungla en tacos sin que se le rompan es imposible. El personaje que quieren recrear es el cliché de adicta al trabajo neurótica que quiere tener todo bajo control, y se puede lograr sin que tenga que verse como secretaria de oficina. Sin contar con la predecible comedia romántica de que ‘los opuestos se atraen’ que meten entre ella y Owen.
Como es de esperarse en estos tiempos que corren, el final quedó abierto y ya tenemos otra secuela confirmada para 2018.

En conclusión, la saga como paquete entero es de las más decentes que hay. Las secuelas no son muy buenas en comparación con la historia original pero como películas aisladas se sostienen bastante, aunque sea para ver algo entretenido.
Es una trama que da para mucho, y creo que todo eso es lo que están tratando de abarcar ahora con todas las posibilidades que ofrece la fantasía de lo que puede llegar a lograr la ciencia.
El punto a favor de todo esto es que a medida que pasan los años el público se va renovando y lejos de rechazar la primer parte como pasa con otras historias por lo atrasadas que quedaron, ésta es todavía una gran obra que se mantiene a la altura con el paso del tiempo.
Veremos en los próximos años qué más ocurre en esas míticas islas.

De regalo les dejo 2 videos conocidos, pero que no dejan de ser geniales para ponerse en clima(?)


Y recuerden que uhm, la vida, uhm…se…se abre camino.

Anuncios

2 comentarios en “Jurassic Park, una saga atemporal

  1. Muy linda reseña. Después de la primera JP, la ciencia (la paleontología en este caso) quedó relegada a la ficción y no volvió a tener preponderancia (como si sucede en las novelas de Crichton). En Jurassic World incluso se puede leer eso en los diálogos de los protagonistas, como el nefasto Henry Wu (el culpable de todo lo que salió mal en JP1 y JW) dice “aprendimos más en 20 años de genética que en 200 de excavar fósiles”. ¡ESO ES UNA BLASFEMIA!, y además es erróneo. Se le da a la genética en los medios un manto mágico, una promesa futurista startrekkiana que no existe más que en la imaginación de periodistas malos y guionistas vagos.

    En JP2 y JP3 hay un poco del mundo científico (como el problema de los fondos para trabajar) que no se explota para nada. Una lástima.

    Y algo que tengo para corregirte: son Pterosaurios, no Pterodáctilos (el de la Power Ranger rosa también era un Pteranodon, y eso es un pterosaurio, un Pterodactylus es otro bicho).

    Me gusta

    • Honestamente en lugar de revisar el comentario de los PR lo mandé como lo puse. Tenía el recuerdo de los vasitos coleccionables con el dibujo de un pterodáctilo pero no ahondé más que eso.
      ¡Gracias por la correción y el comentario!
      🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s