Los Simpsons y el humor, ¿cuál es el límite?

Una vez más retorno del olvido para hablar de aparentemente lo único que se hablar con continuidad: Simpsons. Sí…sí…otra vez. Prometo no joder más con esto por un rato pero entiendan que hay una frustración que necesita ser expresada.
Ciertamente, en Argentina tenemos una sociedad de contrastes, donde por un lado tenemos un modo de comunicarnos y hablar que es muy particular y muy gracioso, y donde por el otro tenemos un grave afán por exagerar las cosas y arruinar chistes sin control. Como no es de sorprender – pero no deja de indignar – Los Simpsons también cayeron dentro de éste callejón sin salida.

Aunque todos sepamos que los chistes y diálogos de los Simpsons son aplicables a todo en la vida, claramente eso no fue suficiente para mucha gente que empezó a adaptar ciertas escenas a contextos mucho más obvios y/o gráficos para dar a entender el sentido del chiste que pretendían hacer. 
Hace ya varios meses que en las redes sociales nos vemos invadidos de un sinfin de páginas humorísticas que tienen como propósito estas re-adaptaciones cómicas aplicadas a acontecimientos y personalidades locales. Ahora bien, no me voy a poner en über purista del programa porque hay cosas que debo admitir que están buenas y porque además me cobran extra si actualizo mi suscripción de ‘Gorreros de hoy’ a una cuenta Premium.
¿Cuál es la diferencia entre los chistes que están buenos y los que no? Es simple, es una cuestión de respeto del material original

Hay material que se dedica a un tipo de alusión muy acertada, que es el de tomar la escena original con diálogo y todo y únicamente reemplazar las caras de los personajes para demostrar que el mensaje del contexto es exactamente el mismo. Esto sería básicamente el equivalente gráfico a los ejemplos que uno cita cotidianamente cuando surge el común comentario de “es como los Simpsons ese capítulo que…
Este tipo de chistes están dentro de lo aceptable.

Siguiendo por ese camino, están los chistes con leves modificaciones de la escena original para dar a entender a qué apunta el comentario que se está haciendo, como ser, cambiar nombres o detalles del diálogo original para que encaje con el nuevo contexto que se le da.
Esto puede ser un tanto más arriesgado, pero en su mayoría da por resultado una buena variación de chistes que están buenos y con los que uno se puede identificar siendo que son situaciones de nuestra sociedad que todos pasamos.
Esto, con sus errores y sus aciertos, me atrevo a englobarlo dentro de lo aceptable.

12645118_592729740883947_636480468024578888_n

Esta imagen la saqué de la página ‘Reinado de terror de Armando Barreda’ que aparentemente por la marca de agua se lo choreó a ‘Tapa tapa tapa’… Yo me lavo las manos, ya tiré los 2 nombres.

Pero, como ocurre en casi todo, las modas terminan por deformar algo bonito y derrapan.
Como si no fuera suficiente sufrimiento el tener que navegar por la internés con masivas cantidades de memes mal utilizados y fotitos de “Like si Jesús te ama a vos en lugar de los chicos pobres”, “Comparte si también tienes 2 tipos de intestino”, “Si no te tocó tu profe de música no tuviste infancia“, etc. tenemos que además tolerar que haya gente que arme fotos para hacer un chiste que claramente no entendió.
Si para que la foto encaje con lo que querés decir necesitás cambiarle el 100% del diálogo que termina por desacreditar la imagen en sí…date cuenta que no va.

12642615_588418844644022_1170824287040609373_n

Esta foto me la pasaron de ‘Todo Negativo’ justamente porque sabían que me indignaría para el carajo.

Acá sí me voy a poner la gorra.
Más allá de las cuestiones políticas y la opinión que cada uno pueda tener, no me parece que sea válido deformar el sentido del chiste original con un único propósito de agredir a gente que piensa distinto con un supuesto sentido “sarcástico” mal implementado. Especialmente, porque si vamos al caso, los Simpsons no son justamente un programa con el que puedas decir que no tenías material para buscar otra escena que fuera más acorde al mensaje que querés dar. Es una cuestión que se resume a saber buscar, y saber interpretar. (Algo que está muy en falta hoy día y se evidencia en otros niveles, dicho sea de paso) Este tipo de malinterpretaciones, son inaceptables.

Pero hay más. Ohh sí…hay más.
Los puristas como yo ya deben estar abanicándose ofendidos todavía criticando la imagen anterior, asi que esto que viene va a cerrar el trato.
Acá en Argentina hay ciertas características culturales que nos definen y nos separan del resto; ciertos modismos del habla, jergas, y expresiones que son divertidas, originales, y comunes al grueso de los argentinos…¿y cuál es uno de los rasgos más característicos que tenemos en el habla? las puteadas.
Me declaro oficialmente una incomprensiva ajena a la moda pasada de los “doblajes argentinos” que bombardeó internet años pasados, y el hecho de que este método llegara a los Simpsons definitivamente no me sacó ninguna sonrisa.
Me animo a decir que los que necesitan añadirle agresiones y puteadas a los diálogos realmente no entienden el programa, ni la calidad de las traducciones originales. Porque no las necesitan, lisa y llanamente.
Y mientras buscaba un ejemplo de esto último, me encontré con esta aberración:

12401014_757010381109461_6512371169140880982_nKHÉ.

…No. Esto…simplemente…no. No. NoInaceptable.

Entiendo que puede verse como un tanto extremista definir qué chistes se pueden hacer y cuáles no, pero el punto básicamente es definir que hay cosas que exceden el chiste en sí y dejan entrever otras cualidades del creador que van desde la incomprensión del humor hasta la incoherencia discursiva pasando por una completa ignorancia del peso del contexto y la situación. (Si para hacer un chiste de petes necesitás recurrir a una imagen de padre e hija, creo que mejor hubiera sido abrir Google > Imágenes y usar cualquier otra cosa más apta. Cualquier otra cosa).

No está demás tener un poco de cuidado a la hora de armar un meme, especialmente porque, -repito- los Simpsons no son justamente una fuente de poco contenido donde no hay modo de hacer un chiste que no implique tergiversar todo su sentido y contexto para que pueda encajar en el molde que queremos.
Un poco de respeto por el material original no les va a impedir seguir divirtiéndose con las muchísimas comparaciones que el programa ofrece en la vida cotidiana.
Ser responsables con la basura que esparcen por la internet tal vez pueda un día salvarlos de los hombres topo del protocolo Simpsoniano.

Anuncios

Un comentario en “Los Simpsons y el humor, ¿cuál es el límite?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s